Categoría: Enfermedades reumatológicas. Síntomas, diagnóstico y tratamiento (página 1 de 1)

TRATAMIENTO PARA LA FASCITIS PLANTAR

Descubre el tratamiento adecuado para tu fascitis plantar

La mayoría de las personas que tienen fascitis plantar se recupera en unos meses con un tratamiento conservador, que incluye aplicación de hielo en el área adolorida, estiramiento y modificar o evitar actividades que causen dolor.

En cualquier caso esto no ocurre siempre y es importante conocer que hay otras opciones. Recuerda que siempre deben ser recomendadas por un especialista que valore tus necesidades.

Tratamientos para la fascitis plantar:

  • Medicamentos:Los analgésicos como el ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros) y el naproxeno sódico (Aleve) pueden aliviar el dolor y la inflamación de la fascitis plantar.
  • Terapias: La fisioterapia o el uso de dispositivos especiales podría aliviar los síntomas.
    • Fisioterapia. Un fisioterapeuta puede enseñarte ejercicios para estirar la fascia plantar y el tendón de Aquiles, y para fortalecer los músculos de la parte inferior de las piernas. Un terapeuta también podría enseñarte a vendarte con esparadrapo para brindar apoyo a la planta del pie.
    • Férulas nocturnas.
    • El fisioterapeuta o médico podría recomendarte que uses una férula que mantenga la fascia plantar y el tendón de Aquiles en una posición extendida durante la noche para promover el estiramiento mientras duermes.
    • Órtesis.
  • Cirugía u otros procedimientos: Si las medidas más conservadoras parecen no ser suficientes después de varios meses, el proveedor de atención médica podría recomendarte lo siguiente:
    • Infiltrar: Infiltrar medicamentos esteroides en el área sensible puede proporcionar alivio temporal del dolor. Se puede infiltrar plasma rico en plaquetas que se obtiene de tu propia sangre en el área adolorida para favorecer la cicatrización del tejido.
    • Terapia de ondas de choque extracorporales: Se dirigen ondas sonoras al área del dolor en el talón para estimular la recuperación. Este tratamiento es para la fascitis plantar crónica en la cual los tratamientos más conservadores no fueron suficiente.
    • Reparación ultrasónica del tejido: Esta tecnología mínimamente invasiva utiliza imágenes por ecografía para guiar una sonda similar a una aguja hacia el tejido dañado de la fascia plantar. La punta de la sonda vibra rápidamente para romper el tejido dañado, que luego se succiona.
    • Cirugía: Generalmente, es una opción solo cuando el dolor es intenso y otros tratamientos fallaron.

CERVICALGIA. Enfermedad reumatológica

El dolor en la región cervical es una patología muy frecuente que afecta en gran medida a la calidad de vida. La cervicalgia es una enfermedad reumatológica. Suele provocar disminución de la actividad habitual y absentismo laboral. Son numerosas las causas que pueden llevar al dolor en el cuello. A continuación se indicarán las principales causas, síntomas y el tratamiento del dolor cervical.

Causas más comunes:
– Contracturas musculares
– Artrosis
– Espondilosis cervical
– Estenosis cervical (o raquídea)
– Rotura de anillo fibroso y hernia discal
– Lesiones en los músculos y ligamentos
– Otras enfermedades (por ejemplo Artritis Reumatoide, fibromialgia)

Síntomas:
Los síntomas del dolor cervical pueden variar según la causa de su dolor y la gravedad de su lesión. Es posible que tenga contracturas musculares, ocasionando limitación para doblar y girar el cuello. Además, puede producir dolores de cabeza (cefalea tensional) y podríamos sentir en ocasiones sensación de mareo.

Estos síntomas pueden empeorar con el movimiento. Los problemas en la región cervical pueden causar también dolor de espalda y dolor de hombros. Incluso puede sentir hormigueos y/o debilidad en su brazo y entumecimiento en su brazo o mano. Es común que requiera de atención médica.

Tratamiento:
En casos generales de cervicalgia, su tratamiento se realizará a través de:

– Analgésicos
– Aplicación de calor o frío en el área del dolor
– Modificación de las actividades
– Ejercicio ligero según lo tolerado

Si padeces CERVICALGIA, enfermedad reumatológica, estaré encantada de ayudarte. Pide cita para consulta aquí o contacta a través del teléfono, email o formulario. Dra. Fernández Alba, reumatólogo Sevilla.

ARTRITIS PSORIÁSICA

¿Qué es la artritis psoriásica? Conoce sus síntomas, diagnóstico y tratamientos.

Artritis psoriásica reumátologo Sevilla

La artritis psoriásica es una enfermedad de las articulaciones que se presenta en aproximadamente un 10% de pacientes que padecen psoriasis en la piel. En algunos casos, aparece antes la artritis y las lesiones cutáneas se desarrollan con el paso del tiempo, y en otros, la afectación de la piel no se produce a pesar de padecer la enfermedad articular. Según datos del estudio de prevalencia de las enfermedades reumáticas en la población adulta española (EPISER 2016), la prevalencia de esta enfermedad es del 0,58%.

Síntomas:

Se trata de una enfermedad crónica que evoluciona de manera irregular a lo largo de la vida alternando épocas de inactividad y otras de inflamación y dolor. La artritis psoriásica se inicia lentamente y la forma de manifestarse es diferente para cada individuo, pero los expertos han establecido cinco formas de aparición, aunque se pueden superponer algunas de ellas en algunos pacientes:

  • Artritis oligoarticular asimétrica, que afecta a unas pocas articulaciones de las extremidades. Es la forma más frecuente.
  • Artritis que afecta principalmente a las interfalángicas distales de las manos.
  • La artritis simétrica, similar a otra enfermedad articular llamada artritis reumatoide.
  • Artritis mutilante, que es muy rara aunque destructiva y deformante.
  • Artritis que afecta a la columna y articulaciones de la pelvis o sacroilíacas de forma similar a otra enfermedad reumática llamada espondilitis anquilosante.

Tratamiento:

La meta del tratamiento en la artritis psoriásica es reducir el dolor articular y la inflamación, controlar las psoriasis de la piel y retrasar o prevenir el daño en las articulaciones. El tratamiento varía en cada paciente dependiendo de la intensidad y extensión de las articulaciones inflamadas y también de la gravedad de las lesiones
cutáneas o de la aparición de otras manifestaciones causadas por la enfermedad.

Si padeces artritis psoriásica, y necesitas reumátolo en Sevilla, puedes pedir cita aquí o contactar a través del teléfono, email o formulario.

LUMBALGIA

Lumbalgia. Conoce sus síntomas, diagnóstico y tratamientos.

Lumbalgia reumatólogo Sevilla

¿Qué es la Lumbalgia?

Es una enfermedad que generalmente afecta al área inferior de la espalda. El dolor de espalda puede ser un síntoma de una gran variedad de dolencias y puede deberse a diferentes causas.

Existen tres tipos de lumbago, que dependen de su duración:
– Agudo: dura menos de un mes;
– Subagudo: dura entre uno y tres meses;
– Crónico: dura más de 12 semanas.

Síntomas de la Lumbalgia:

El lumbago es el resultado de un dolor que irradia desde la espalda.
Dependiendo de la naturaleza y la causa del dolor de espalda, este puede extenderse hasta:

– El muslo
– La ciática
– La ingle y la parte delantera del muslo
– Las caderas
– Las nalgas
– La altura del riñón

Dependiendo de su gravedad, puede impedir el movimiento hasta el punto de dificultar la realización de las actividades diarias.

El lumbago afecta a la zona inferior de la espalda

Diagnóstico de la Lumbalgia:

El médico por lo general se basa en un análisis objetivo y en la historia clínica del paciente para diagnosticar las causas del dolor de espalda.
En determinados casos específicos (por ejemplo, si el dolor de espalda es de origen traumático, si existe la sospecha de una patología específica tras el análisis objetivo o si los tratamientos prescritos no surten efecto al cabo de un mes), pueden ser necesarias las siguientes pruebas de diagnóstico:

La mayoría de las veces es suficiente con una buena historia clínica, una exploración física y un estudio radiográfico. Pero en ocasiones hay que recurrir a otras técnicas como son la RMN o el TAC.

Puedes pedir cita aquí o contactar a través del teléfono, email o formulario.

LUPUS ERITEMATOSO SISTÉMICO

Lupus eritematoso sistémico

El lupus eritematoso sistémico (LES) es una enfermedad autoinmunitaria. En esta enfermedad, el sistema inmunitario del cuerpo ataca por error el tejido sano. Este puede afectar la piel, las articulaciones, los riñones, el cerebro y otros órganos.

CAUSAS:

La causa del LES no se conoce claramente. Puede estar asociada a los siguientes factores:

– Genéticos
– Ambientales
– Hormonales
– Ciertos medicamentos

El LES es mucho más común en mujeres que en hombres por aproximadamente de 10 a 1. Puede presentarse a cualquier edad. Sin embargo, aparece con mayor frecuencia en mujeres jóvenes entre los 15 y 44 años.

SÍNTOMAS:

Los síntomas varían de una persona a otra, y pueden aparecer y desaparecer. Todas las personas con LES padecen dolor articular e hinchazón en algún momento. Algunas desarrollan artritis. El LES generalmente afecta las articulaciones de los dedos de las manos, las manos, las muñecas y las rodillas.

Otros síntomas comunes incluyen:

– Dolor torácico al respirar profundamente.
– Malestar
– Fiebre sin ninguna otra causa.
– Pérdida del cabello y de peso.
– Úlceras bucales.
– Sensibilidad a la luz solar.
– Erupción cutánea
– Inflamación de los ganglios linfáticos.

Otros síntomas y signos dependen de qué parte del cuerpo esté afectada:

– Cerebro y sistema nervioso: Dolores de cabeza, debilidad, entumecimiento…

– Tracto digestivo: Dolor abdominal, náuseas y vómitos

– Corazón: Problemas con las válvulas, inflamación del músculo cardíaco o del recubrimiento del corazón (pericardio)

– Pulmón: Acumulación de líquido en el espacio pleural, dificultad para respirar, tos con sangre

– Piel: Úlceras en la boca

– Riñón: hinchazón en las piernas

– Circulación: Coágulos en las venas o las arterias, inflamación de los vasos sanguíneos.

Algunas personas solo tienen síntomas en la piel. Este se denomina lupus eritematoso discoide.

Si padeces LES, estaré encantada de ayudarte. Pide cita para consulta aquí o contacta a través del teléfono, email o formulario. Dra. Fernández Alba, reumatólogo Sevilla.

ESPONDILITIS ANQUILOSANTE

Espondilitis anquilosante reumatologo Sevilla

Las espondiloartropatías o espondiloartritis son una familia heterogénea de enfermedades reumáticas interrelacionadas que comparten características clínicas, patogénicas, genéticas, radiológicas, epidemiológicas y de respuesta terapéutica. Todo ello permite que se distingan claramente de otras enfermedades inflamatorias del aparato locomotor, especialmente de la artritis reumatoide.

Causas de la espondilitis anquilosante:

No se sabe exactamente qué produce este tipo de enfermedades. Lo que sí sabemos es que la genética juega un papel importante en favorecer su aparición. Los familiares de primer grado de pacientes con espondiloartritis tienen un riesgo superior de padecer la enfermedad frente a la población general.

Dentro de este grupo se incluyen en la actualidad:

  • Espondilitis anquilosante
  • Tres variedades de artritis:
    • Reactivas
    • Psoriásica
    • Artritis de la enfermedad inflamatoria intestinal
  • Un subgrupo de artritis crónica juvenil
  • Las espondiloartritis indiferenciadas

Síntomas y desarrollo:

La espondilitis anquilosante es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta fundamentalmente a las articulaciones de la columna vertebral. Éstas tienden a soldarse entre sí, provocando una limitación de la movilidad. El término «anquilosante», proviene del griego “ankylos” y significa soldadura, fusión. Como resultado la columna pierde flexibilidad, quedándose rígida y fusionada.

Prevalencia:

Es una enfermedad frecuente. Según los datos actuales, se calcula una incidencia de 7 casos nuevos por cada 100.000 habitantes al año. Habitualmente la espondilitis anquilosante aparece en varones entre los 20 y los 30 años de edad, siendo menos frecuente en mujeres y más leve.

Si padeces espondilitis, o tienes sintomas similares a los descritos pide cita. Puedes contactar con la Dra. Fernández, reumatologo Sevilla, a través del teléfono, email o formulario.

FIBROMIALGIA

Fibromialgia. Conoce sus síntomas, diagnóstico y tratamientos.

Reumatologo Sevilla Fibromialgia

Descubre con la Dra. Fernández Alba, reumatologo de Sevilla, todo sobre la fibromialgia.

Qué es:
La palabra fibromialgia (FM) significa dolor en los músculos y en el tejido fibroso (ligamentos y tendones). La fibromialgia se caracteriza por dolor musculoesquelético generalizado y sensación dolorosa a la presión en unos puntos específicos (puntos dolorosos).
La fibromialgia es frecuente, la padece entre el 2% al 6% de la población, sobre todo mujeres. Puede presentarse como única alteración (fibromialgia primaria) o asociada a otras enfermedades (fibromialgia concomitante).

Síntomas:
En términos generales podemos decir que la fibromialgia consiste en una anomalía en la percepción del dolor, de manera que se perciben como dolorosos, estímulos que habitualmente no lo son. Además de dolor, la fibromialgia puede ocasionar rigidez generalizada, sobre todo al levantarse por las mañanas, y sensación de inflamación mal delimitada en manos y pies. También pueden notarse hormigueos poco definidos que afectan de forma difusa sobre todo a las manos.
Con frecuencia el dolor varía en relación con la hora del día, el nivel de actividad, los cambios climáticos, la falta de sueño o el estrés.

Además del dolor, la fibromialgia ocasiona muchos otros síntomas: cansancio, trastornos del sueño y ansiedad o depresión. También son muy frecuentes síntomas como mala tolerancia al esfuerzo, sensación de rigidez generalizada (sobre todo al levantarse por las mañanas), sensación de inflamación mal delimitada en manos y pies, hormigueos que afectan de forma difusa sobre a las manos, jaquecas, dolores en la menstruación, colon irritable, sequedad en la boca y los ojos.

La Dra. Fernández, reumatologo Sevilla, puede ayudarte con tu fibromialgia. Pide cita para consulta aquí o contacta a través del teléfono, email o formulario.

GOTA

Gota. Conoce sus síntomas, diagnóstico y tratamientos.

Gota reumatologo Sevilla

Qué es:

La gota es la enfermedad que se produce por la formación de cristales de una sal del ácido úrico (urato de sodio) en los tejidos, más frecuentemente en las articulaciones.

Causas:

Se debe a la presencia de forma prolongada de un nivel de ácido úrico elevado en la sangre (que conocemos como “hiperuricemia”), de la misma forma que se forman los depósitos de sal común en las salinas. Cuando crecen y podemos verlos o tocarlos bajo la piel los conocemos como tofos.

Diagnóstico:

El diagnóstico cierto de la gota se realiza al confirmar la presencia de estos cristales en los tejidos.
La hiperuricemia se produce casi siempre por una menor eliminación de ácido úrico por los riñones o por el intestino. A esto pueden contribuir distintos factores: predisposición genética, factores hormonales, enfermedades, medicamentos y dietas poco saludables.

Los cristales de urato producen una respuesta inflamatoria que puede producir síntomas bruscos (ataque de gota) de dolor e hinchazón intensa o pasar desapercibida (inflamación crónica asintomática).

Los ataques de gota afectan a las articulaciones, pero también pueden afectar a tendones y bolsas que rodean las articulaciones. Son un aviso de la presencia de cristales de urato en los tejidos y de la necesidad de buscar atención sanitaria al respecto.

Tratamiento:

El tratamiento consiste en reducir los niveles de ácido úrico en la sangre, para que los cristales de urato se disuelvan de forma definitiva; esto requiere un nivel óptimo de ácido úrico durante un tiempo prolongado. La prevención y el tratamiento del dolor es bueno para los pacientes, pero no aborda el trastorno que produce la gota.

La gota se considera una enfermedad “curable”: alcanzar un nivel adecuado de úrico en sangre consigue disolver poco a poco los cristales, hacer desaparecer los síntomas y evitar que se produzcan daños irreparables en las articulaciones a largo plazo.

Es importante que los pacientes y los profesionales sanitarios consideremos la conveniencia de un diagnóstico certero y un tratamiento precoz y adecuado de la gota.

Los especialistas en reumatología estamos a su disposición para conseguirlo.

Puedes pedir cita aquí o contactar a través del teléfono, email o formulario.

OSTEOPOROSIS

Osteoporosis. Síntomas diagnóstico y tratamiento

Osteoporosis síntomas diagnóstico tratamiento

¿Qué es la osteoporosis?

La osteoporosis es una enfermedad esquelética en la que se produce una disminución de la densidad de masa ósea. Así, los huesos se vuelven más porosos, aumenta el número y el tamaño de las cavidades o cedillas que
existen en su interior, son más frágiles, resisten peor los golpes y se rompen con mayor facilidad.

Causas:

Las mujeres tienen más frecuentemente osteoporosis por varios motivos:
– Su pico de masa ósea suele ser inferior al del varón.
– Con la menopausia se acelera la pérdida de hueso (osteoporosis posmenopáusica).

Existen muchas otras causas de osteoporosis: alcoholismo, fármacos (glucocorticoides, tratamiento hormonal utilizado para el tratamiento de cáncer de mama y de próstata…), enfermedades inflamatorias
reumáticas, endocrinas, hepáticas o insuficiencia renal, entre otras.

Síntomas:

La osteoporosis se denomina epidemia silenciosa porque no manifiesta síntomas hasta que la pérdida de hueso es tan importante como para que aparezcan fracturas.

Las fracturas más frecuentes son las vertebrales, las de cadera y las de la muñeca (fractura de Colles o extremo distal del radio).

Prevalencia:

Esta enfermedad afecta principalmente a mujeres después de la menopausia, aunque también puede hacerlo antes o afectar a hombres, adolescentes e incluso niños.

Diagnóstico:

Actualmente los reumatólogos cuentan con un gran abanico de herramientas para su diagnóstico precoz y así adaptar el tratamiento, bien para prevenir la pérdida de masa ósea o para combatir la osteoporosis.

Existen hábitos de vida que pueden ayudar a mejorar la calidad del hueso como son: la adecuada ingesta de calcio, el ejercicio físico y no fumar.

Tratamiento:

El objetivo del tratamiento de la osteoporosis es la reducción del número de fracturas por fragilidad.

Como siempre recuerda, si necesitas más información no dudes contactar. Dra. Fernández Alba, vocal de la Sociedad Andaluza de Reumatología.

ARTROSIS

Artrosis. Conoce sus síntomas, diagnóstico y tratamientos.

¿QUÉ ES LA ARTROSIS?

La artrosis es una patología reumática en la que se lesiona el cartílago articular.

Es el “desgaste” de la articulación. Hay que diferenciarla de la artritis que es la “inflamación “de la articulación.

La artrosis tiene un componente de riesgo genético pero debes saber que no es una enfermedad hereditaria.

Otros factores que intervienen en el desarrollo de la artrosis son la obesidad, la falta de ejercicio físico o las alteraciones en la postura entre otras.

Afecta a un 10% de la población general.

Las articulaciones donde aparece de forma mas frecuente la artrosis son: Rodillas, manos, caderas y columna vertebral. 

Síntomas

Dolor mecánico, se desencadena con los movimientos y mejora con el reposo.

Rigidez al despertar.

Rigidez al estar un tiempo inactivo.

Sensibilidad a la presión.

Pérdida de flexibilidad , es posible no poder moverla en todo su rango de movimiento.

Crujido articular.

Hinchazón.

Diagnóstico

La mayoría de las veces en suficiente una historia clínica detallada con una buena exploración y un estudio de radiología simple.

Tratamiento

No hay tratamiento curativo de la artrosis.

El tratamiento no farmacológico incluye mantener un peso corporal adecuado, la realización de ejercicio físico adecuado y las medidas de autocuidado domiciliario.

El tratamiento farmacológico esta orientado al control de los síntomas y la mejoría de la función articular.

La artrosis permite mantener una vida personal y familiar completa , con muy escasas limitaciones, en los casos más avanzados y de difícil control sintomático existen tratamientos quirúrgicos que pueden solucionar el problema y los progresos en su tratamiento son continuos. 

Para más información puedes pedir cita en ABP Salud . Datos de contacto.

Artrosis sitntoma diágonostico tratamiento Retrato Doctora